Fui pionera en el divorcio rápido…

Fui pionera en el divorcio rápido…

Me casé a los 30, de blanco y de largo, como indican la moral y las buenas costumbres. Me casé con mi primer y único novio, con el que veníamos de una relación de unos cuatro años.  Que prorrogamos tres más como complejo matrimonio.

Nos divorció la misma amiga que nos presentó, Analía, celestina de vocación  pero abogada de profesión, al fin y al cabo. En ese entonces (2004) y en el interior del país, fui pionera de algo que parecía escandaloso: casarse y separarse casi sin historia y sin hijos. Las lenguas viperinas se preguntaban en los bares rosarinos para qué me había casado si iba a terminar mi relación con tanta celeridad.  Mi ex marido y yo hicimos lo que sentimos y estuvo bien. El formó la familia que soñaba y yo seguí el camino que había elegido.

Podemos analizar la fugacidad de los vínculos en estos tiempos de amores líquidos. Pero hay algo que es innegable:

También es innegable la falta de paciencia, claro. Lo que no va, se cambia.

Antes, los televisores eran para siempre, las heladeras y los autos también. Y los matrimonios, ni hablar. Hoy todo se renueva.

Mi adorada abuela Buba siempre me decía “querida, hay que ser tolerante y predicaba con el ejemplo pese a su carácter de Sisebuta. Se casó con su Bubo (que tenía una paciencia digna del Guinness) y duraron hasta que la muerte los separó. Hoy la cosa va por otro carril, quizás de una excesiva alta velocidad. Pero la realidad habla y nada podemos hacer más que analizarla En Capital Federal hay dos divorcios por día de parejas con menos de cinco años de casados.

Fui pionera en el divorcio rápido. No me jacto de ello ni me avergüenzo. Creo que sólo hice lo que sentía, como hace la gente hoy en día.

Veces compartido
Este Artículo tiene 9 opiniones
  1. Liliana a 4:00 pm

    Me casé en 1992, con mi primer y ùnico novio, pero a partir del 2000 el matrimonio empezò a demoronarse. Tuve un hijo en el 2003 y en julio del 2004 se dio la separaciòn de hecho y divorcio vincular. Desde entonces no he sentido la necesidad de volver a formar pareja. No me siento sola. Soy felìz asì.

  2. miguel angel a 1:22 pm

    yo me case ha los 18 tuve un hijo varon ,me separe a los 21 y a los 29 me volvi a juntar con la misma persona despues de 6 años tuve una nena y ahora me doy cuenta que no es amor es constumbre, por dios no se que hacer no puedo mas no es amor ………

  3. Ana a 12:31 am

    Yo tambien fui pionera!!!Me casé despues de 4 años de novios a los 24 años con un vestido de princesa despues llegó mi primer hijo el cual me cambió el alma y aposté a mi matrimonio y despues de quedar embarazada por segunda vez tuve feliz a mi segundo hijo y mi divorcio se hizo inminente,el desamor,la falta de compromiso,la irresponsabilidad y la falta de objetivos comunes me hicieron planificar mi divorcio.Presenté mi demanda y con 2 hijos uno de 3 y otro de meses,en 6 meses llegó mi sentencia y me sentí felizzzzzz!!!!Disfruté mi vida de divorciada de 29 años monísima con doshijos maravillosos que fueron mi motor para contunuar,disfrute muchismo esos años.Y a los 33 encontré por chat al hombre que me cambio la vida y volvi a apostar al amor y a la familia hace 11 años que estamos juntos y tuvimos otro hijo hace tres años…Creo que no hay formulas mágicas si creo que el amor es un gran trabjopues las relaciones hay que nutrirlas nada viene del cielo,hay que ponerse el malmeluco si queres que funcionen bien las cosas.tener calidad de vida lleva sacrificio y tiempo invertido!!!El amor nutre,sana,cura o mata jajajajaja!!!!!Aclaracion mi mamá se casó 3 vesces y fue feliz hasta su último día de vida hace unos meses!!Viva el amorrrrr!!!

  4. Melina a 11:40 am

    Soy de creer que los noviazgos largos son matrimonios frustrados. Con mi primer novio estuvimos 5 años y con todo listo para casarnos ( jovenes porque yo tenia 20 años) me di cuenta que no iba a funcionar. Decidí buscar otro camino, conocí a otra persona y todo fue a más velocidad, sin noviazgo prácticamente, directo a la convivencia, un año después nos casamos (solo por civil porque así lo sentimos), otro años adelante nació mi primer hija… en mayo cumplimos 10 años juntos. Como todo tiene sus altas y bajas.
    Y a pesar que ni yo misma pensé que durariamos tanto en éstos tiempos de ” relaciones o amores líquidos” acá estamos.
    Hay que hacer lo que se siente, sólo así somos felices.
    Me encanta lo q escribis. Saludos desde Rosario.

  5. Vanesa a 8:31 pm

    ” Tolerancia” , menuda palabra en cualquier sociedad… vínculos, relaciones etc….la falta de tiempo o de comunicación son obstáculos difíciles de sortear….y es mejor soltar a tiempo lo que sabemos puede lastimarnos. No venimos al mundo a completar a nadie….ni a hacer felices a los demàs…sòlo a ser sinceros con nosotros mismos. Muy lindas tus palabras…éxitos…

  6. emilse a 3:23 pm

    Tal cuál yo me casé con 24 años con mi primer novio 3 años y medio de noviazgo y duramos casi 5 años de casados hoy con 30 años estoy divorciada tranquila y si no era feliz no podía hacer feliz a nadie tomamos caminos diferentes y cada uno es feliz a su manera…. Yo hoy estoy en pareja volvi apostar al amor

Deja tu opinión

Valeria Schapira

Es Licenciada en Comunicación Social, Posgrado en Radio y Televisión en Inglaterra con una beca de The British Council y Traductora de Inglés. Periodista y escritora, se desempeña desde 1992 en radio, televisión y medios gráficos. Fue corresponsal desde Europa y se especializó en la BBC de Londres y Televisión Española de Madrid. Produjo y condujo documentales, noticieros, programas de entretenimiento e infantiles para medios audiovisuales, realizó guiones y textos para series y producciones y recibió premios varios, entre ellos el Fund TV. Valeria lleva publicados dos libros de entrevistas periodísticas y ocho sobre vínculos y motivación. Sus títulos incluyen a “Los muertos de mi placard”, “Hombres, Manual de la Usuaria”, “Monólogo de una mina sola” y “Tengo 40… ¿y qué?” Actualmente se desempeña como conductora de radio y televisión, speaker y columnista en la Web y en publicaciones de la Argentina y el exterior. Desarrolla formatos y contenidos para radio y televisión, blogs, social media y conferencias. Es referente en vínculos y experta en relaciones del sitio Match.com para América Latina. En abril de 2015 presentó su libro, “Dolores del alma, un viaje del dolor al buen amor”, éxito de ventas, ya por su segunda edición.